Curso de Mecanica

BRUÑIDO EN LOS CILINDROS DE LOS MOTORES

Ing. Fernando Rodríguez

En todos los motores de combustión interna de émbolos alternativos, o sea el motor de su camión, existen partes móviles y partes fijas que deben estar en constante lubricación para evitar el desgaste por fricción entre ellas, y uno de los puntos neurálgicos de lubricar son los cilindros del motor.

Los cilindros son conocidos como camisas, ya que los motores anteriormente traían maquinado el cilindro en el bloque y cuando éste se desgastaba, para volver a dejarlo a la medida inicial o estándar, se encamisaba; en la actualidad la mayoría de motores incorporan camisas intercambiables por su practicidad en el momento de la reparación.

En los cilindros internamente se encuentran unos surcos dibujados en paralelo, con una inclinación específica formando una cruz llamado BRUÑIDO, el cual tiene varias funciones concretas que son:

  1. ALOJAR EL LUBRICANTE:

La función principal del bruñido, es la de alojar lubricante para mantener alejado al pistón y a los anillos de la camisa; gracias a la propiedad de los líquidos de ser incomprensibles, es decir, no se pueden comprimir como los gases, el aceite ejerce una fuerza de rechazo a la presión ejercida por el pistón contra la camisa y los anillos, sobretodo en el tiempo de compresión y de expansión o fuerza, ya que los anillos se expanden intentando tocar la camisa.

La cantidad de aceite que se puede alojar en estas canales depende de la profundidad del bruñido, pero la profundidad está dada por el fabricante de cada motor según su uso, potencia, presión de la cámara, material de la camisa, temperatura de la combustión, velocidad del motor, viscosidad del lubricante y tipo de combustión, (Otto o Diesel).

Ya que en la parte superior del cilindro queda una pequeña porción de aceite que protege, ésta generalmente hace combustión con la mezcla.

  1. REFRIGERAR LA CÁMARA DE COMBUSTIÓN:

El aceite tiene una función muy importante que es la de llevarse consigo hasta el depósito las temperaturas altas que se generan en la combustión, debido a esto, el aceite debe bajar por gravedad hacia el cárter donde se enfriará nuevamente. La velocidad con la que se renueva la capa de lubricante, depende del ángulo de inclinación de los surcos; el ángulo está especificado por cada fabricante, dependiendo de la velocidad del motor y de la forma cómo controle el aceite los anillos

  1. LIMPIAR LOS RESIDUOS DE LA COMBUSTIÓN:

Después de producirse la combustión en la cámara, ésta queda contaminada por los residuos que se generan y deben salir por el escape, pero muchos se quedan adheridos a las paredes del cilindro; por tal razón el aceite debe limpiar estos productos y llevárselos hacia el carter.  Para cumplir con su labor el aceite debe escurrir con rapidez, y quien se encarga de mostrar el camino correcto es el bruñido.

Entonces, el bruñido es esencial en el terminado de los cilindros pero tiene que cumplir con las especificaciones técnicas de cada fabricante de motores.

ACABADO FINAL DE LOS CILINDROS CON EL BRUÑIDO

ÁNGULO DE LOS SURCOS:

El ángulo del bruñido depende de la velocidad de giro y la velocidad longitudinal de la máquina bruñidora, la cual deberá desplazarse por el 100% de la camisa para dejar una capa uniforme sobre la misma.

Para dar un acabado perfecto con líneas paralelas, bruñido total y con el ángulo que manda cada fabricante, la máquina encargada del proceso se debe programar según lo requerido, teniendo en cuenta la longitud total del cilindro.

PROFUNDIDAD Y TAMAÑO DE LOS SURCOS:

La profundidad del bruñido se logra según la piedra que se utilice y según el tipo de material de la camisa, además de la presión que haga la bruñidora contra el cilindro. Otro aspecto a tener en cuenta es el tipo de aglomerado y grano abrasivo que se usa, en donde existen de cuatro tipos; Óxido de Aluminio, Nitruro Cúbico, Silicio Carbonado y Diamante. La profundidad máxima de los surcos puede llegar hasta una milésima de pulgada.

Algunos fabricantes ordenan dejar el bruñido con el acabado que da las piedras o aglomerados de la bruñidora, pero otros, ordenan pulir las crestas del bruñido, proceso que se denomina lapeado.

El lapeado redondea las crestas y los valles de los surcos, esto se realiza con unos cepillos especiales que solo pulen lo necesario.

CONSECUENCIAS DE UN MAL O INEXISTENTE BRUÑIDO EN LOS CILINDROS

CUANDO BRUÑIR LOS CILINDROS:

Las camisas SIEMPRE que se instalan nuevas, se deben bruñir. Recordemos que actualmente la mayoría de fabricantes que utilizan camisas secas recomiendan instalarlas sin terminar en el bloque y luego hacer su rectificación y bruñido, pues en el proceso de instalación como es a una presión especifica, entra por interferencia en el bloque y se puede deformar.

SIEMPRE que se realice una reparación o “anillado” se debe bruñir nuevamente el cilindro.

RECUERDE QUE EL CONSUMO DE ACEITE DEL MOTOR ES NORMAL; UN MOTOR QUE NO CONSUMA ACEITE ESTARÁ DESGASTÁNDOSE PREMATURAMENTE.

Para nosotros en PubliCamión es muy importante que conozca el por qué de los procesos de reparación del motor, y así evaluar a los técnicos que intervienen en su patrimonio. Ahora que ya sabemos la finalidad del bruñido y la manera de realizarlo, analice usted si un bruñido quedará bien si es realizado manualmente con un taladro, o si por el contrario este es borrado con un proceso de lijado, como hemos visto a algunos mecánicos BORRARLO…?

 

 

Preguntas sobre los cursos: capacitacion@publicamion.com.co

 

Curso de Mecanica

Edicion 20

mobil

publimotor

meritor

gulf

imal

turboanadina

reco

hercules

centrix