Reportaje

IOWA – 80, más que una parada, un punto de encuentro…

Por: Carlos Andrés Cuervo Troncoso

Estados Unidos es uno de los países más grandes y excéntricos del mundo y a cada momento nos sorprende con nuevas y majestuosas construcciones y centros de servicios a las personas; pues bien, el mundo de los camiones no es la excepción. Iowa es el estado número 29 de ese país, y es precisamente ahí en donde se encuentra la parada de camiones más grande y completa del mundo. Iowa-80 es un parador en donde los transportadores del estado y del país pueden encontrar desde una sencilla comida rápida, hasta un delicioso guisado de tipo casero (según sus propias palabras). Iowa-80 ha crecido tanto desde su creación en 1964, que cuenta con franquicias de distintas marcas y muchos tipos de comidas, como por ejemplo un punto de venta de Pizza Hut, Taco bell, Wendy´s y Dairy Quien (la reina de la lechería). En la actualidad se pueden encontrar cerca de trescientas mesas para que los visitantes puedan disfrutar de uno de los más variados menús en ese país. El complemento adicional se halla en una barra de ensaladas de más de 15 metros que permanece en constante funcionamiento durante las 24 horas del día.

En Iowa-80 se espera todo tipo de público y por lo general también es una de las paradas favoritas de las personas que realizan sus viajes familiares.
El segundo piso de la parada está diseñado expresamente para los camioneros; cuenta con una chimenea, un teatro grande con sonido estéreo para el relajamiento de los conductores en su descanso, salón de juegos, lavandería, peluquería, 24 duchas privadas, cabinas telefónicas y hasta un consultorio odontológico. Está pensado para lograr un cambio total de ambiente con ayuda de lo último en tecnología de video, pues así los conductores se pueden relajar y cambiar su rutina, que es lo que más se necesita para que haya un verdadero descanso.
Para los camiones también hay un lugar especializado con más de 75.000 productos que van desde luces, hasta accesorios cromados e inoxidables. Pero si usted no puede llevarse su pedido y está demasiado antojado, sólo tiene que ver el catálogo y hacer su pedido por correo.
Sin embargo, lo anterior es apenas parte del paquete que ofrece Iowa-80, pues cuentan con lavaderos para los camiones (no lavado automático; ellos piensan que la mejor manera de lavar el vehículo es a mano), una estación propia que abastece de combustible y que tiene capacidad para dispensar a 5 o 6 vehículos al tiempo. El área de talleres cuenta un amplio stock en bodega para poder asistir rápido y de manera oportuna a aquellos que en su camino lo requieran. Obviamente hacen alineaciones y balanceo.
Y como si fuera poco, las instalaciones están adecuadas con una báscula para controlar el peso de la carga. Sin embargo, no es servicio ofrecido a la ligera, pues cuenta con estándares de calidad que les permiten dar un peso exacto y una garantía de que si son detenidos en un control y el peso es diferente al que se les aseguró en Iowa-80, el parador paga la sanción o acompaña el proceso hasta que se defina.
No podría faltar en el parador de camiones más grande del mundo una venta de recuerdos (tazas, camisetas, camiones a escala y muchas otras curiosidades).

arriba

 

 

Reportajes

Edicion 20 mobil publimotor